text.skipToContent text.skipToNavigation

Bralorne, Columbia Británica

En medio de la nada y más allá

Por lo general, el mejor lugar para practicar el ciclismo de montaña es un pueblo de montaña con una población lo suficientemente grande como para construir y mantener una red de senderos de trail. Estos son los elementos necesarios para crear mecas como Whistler, Sun Valley, Kingdom Trails, Surry Hills, etc. 

Bralorne es la excepción a la regla, con tan solo 70 habitantes durante todo el año. Ubicado al norte de Whistler, Bralorne da la impresión de que está en mitad de la nada, pero la realidad es que está rodeado de recorridos de bicicleta de montaña de primera categoría.



¡Oro!

Las primeras concesiones mineras se otorgaron a principios de 1890, y las tres principales se fusionaron en 1897; se creó así la mina de Bralorne, de la que este pueblo tomó su nombre. Situado en las empinadas laderas del arroyo Caldwalder, a los pies de las montañas de Bendor, cuenta con más de 60 kilómetros de túneles en su estrecho valle. La mina Pioneer se encontraba operativa ya en 1914; la caída del mercado en 1929, y el precio del oro resultante de los efectos de la depresión, multiplicó por cinco el tamaño de la explotación en 1932. La mina funcionó plenamente de 1932 a 1971 y produjo más de 3 millones de onzas de oro refinado. Esta zona fue la gran esperanza de la zona de la Columbia Británica durante la gran depresión, ya que empleó a cientos de hombres y generó más de 370 millones de dólares en oro entre 1931 y 1937. A pesar de que hoy en día se ha reanudado el interés por las minas de oro de Bralorne, las minas y sus edificios anexos han pasado años y años vacíos y dejados en manos de la naturaleza y los saqueadores.


“La verdad es que no tenía grandes expectativas para este viaje. Y aunque las hubiera tenido, habría andado muy desencaminado.  Fue un auténtico viaje “por la naturaleza más salvaje”, algo que no me esperaba.  Nos explicaron que íbamos a un antiguo pueblo minero en mita de la nada, pero aluciné cuando vi todas esas increíbles rutas de trail.  Me preguntaba constantemente quién habría trazado estas rutas y para qué.”

- Andrew Neethling


La cuadrilla

Siempre es divertido jugar con la yuxtaposición; por eso, decidimos invitar a un par de ciclistas que nadie se imaginaría encontrar en un antiguo pueblo minero donde el tiempo parece haberse detenido, a 3 horas en coche desde Whistler. Brendan Fairclough, Kyle Jameson y Andrew Neethling; y no es casualidad que sean algunos de los ciclistas con más estilo.

Andrew voló desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Fairclough acababa de competir en la Copa del Mundo de Mt. Saint Anne y Kyle condujo desde Oregón; así comenzó nuestra peregrinación hacia el norte, hacia Bralorne. 


La cabaña

La expedición se detuvo a reponer fuerzas en el Hunter Gather de Whistler y luego prosiguió el viaje hasta la casa del fotógrafo Blake Jorgenson en Pemberton. Blake lleva 20 años explorando Bralorne y se encargó de ser nuestro guía y el fotógrafo del viaje. Si buscas las mejores fotos en la naturaleza salvaje de la Columbia Británica, Jorgenson es el compañero ideal. Blake podría ser el alcalde de Bralorne que se enamoró de la zona tras montar por Chilcotins la primera vez y comprar su primera casa hace 20 años. El año pasado, Blake junto con el freerider Darren Berrecloth y el apasionado de las motos de nieve Chris Brown compraron y abrieron el Bralorne Adventure Lodge, una preciosa cabaña con una capacidad máxima de 12 huéspedes y 3 frigoríficos para cervezas. El equipo llegó de noche, y no se imaginaban lo que estaba por venir.


El recorrido - Bralorne

Incluso con la frenética agenda del equipo, nuestro primer día en Bralorne comenzó en una mañana cualquiera, relajándonos mientras desayunábamos en la cabaña y explorábamos los caminos de Bralorne sin ninguna prisa. La primera parada era Michelin Man, un recorrido de trail muy divertido que se encontraba sobre el pueblo y que, curiosamente, terminamos en el patio de Blake. Ningún viaje estaría completo sin perderse en algún cruce, pero afortunadamente nos aprendimos bien la ruta ya en la primera vuelta. El equipo quedó maravillado con la calidad que presentaban los caminos mientras íbamos buscando lugares donde grabar esa misma tarde. Los incendios forestales que asolaron BC durante toda la temporada dejaron gruesa una capa de humo, neblina y sol que, combinados, creaban un suave tono anaranjado. Para ahorrar algo de tiempo, nos trasladamos directamente a Alphagetti y Carl Creek, dos joyas ocultas en las colinas que rodean Bralorne. De nuevo, el equipo quedó sorprendido con la espectacularidad del paisaje mientras terminábamos de recopilar nuestra lista para la grabación de la tarde con una nevera repleta de la clásica cerveza Coors Banquet.


“Tengo experiencia en el mundo de la competición, pero nunca he tenido la oportunidad de hacer viajes de este tipo. Me parece mentira lo que me he estado perdiendo todos estos años. Unas bicis, unos amigos y ¡vamos a explorar! Un lugar que no sabía que existía, con una increíble red de rutas de trail, toda una JOYA. “

- Andrew Neethling describe Bralorne,BC



El recorrido – Chilcotins

No resultó difícil convencer a un excampeón mundial, al campeón vigente de descenso y a un freerider para que se apuntaran a una aventura épica de 8 horas . ¡Bastó con prometerles unas hamburguesas de venado salvaje en Tyax Lodge! Les pusimos el palo y la zanahoria a la vista, y nos dirigimos hacia el clásico recorrido de Chilcotins, de Taylor Cabin a Lick Creek. Lick se considera uno de los mejores descensos sostenidos de la región, y solo se encontraba a 3 aristas y 6,5 horas de distancia. La subida a Taylor Cabin es especialmente agotadora, y aun así nuestro Director de fotografía Cam Sylvestor lideró el equipo sin problemas. Nos sorprendió su buen estado físico, incluso con todo el equipo de fotografía Red Camera en la espalda; a mitad de camino nos enteramos de que había participado en unos Juegos Olímpicos: ¡no teníamos nada que hacer! Taylor Cabin dejó paso al collado de Camel, descendimos por una pendiente corta hasta llegar a la segunda gran subida del día, con una bajada estrecha y cañera hasta llegar a la cabaña El Dorado, y luego un último gran ascenso antes de alcanzar el descenso más largo en Lick Creek.

Chilcotins es un conjunto de antiguos caminos arrieros y de explotaciones mineras, el tipo de ‘montaña’ que dota de sentido al nombre de "ciclismo de montaña". Los ciclistas de montaña de esta zona tienen los mismos problemas de logística que los practicantes del esquí en invierno: el tiempo y la búsqueda de las rutas son elementos clave para el éxito de estos recorridos. Las montañas Chilcotins son míticas por convertir una ruta agotadora de 8 horas en un desolador recorrido de 12 horas simplemente por cometer un error en la navegación. Afortunadamente, Blake ya había cometido este tipo de errores 20 años antes, por lo que recorrimos la ruta sin mayor incidencia. Lick termina en un cortafuegos con una bajada complicada, puede que uno de los mejores descensos de cortafuegos del mundo, rápido y en un terreno descompuesto con saltos increíbles, caballos salvajes, excrementos de osos grises y giros alucinantes. Tras la breve ruta por Gun Lake donde nuestro compañero olímpico nos llevó al sprint, acabamos disfrutando de unas cervezas frías y una cena en el Tyax Lodge; sentir que eres la persona que peor huele en la cabaña más bonita de toda la zona es una de esas cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida.


“Es un auténtico viaje en el tiempo. Es alucinante llegar a un sitio tan lejos de la civilización y ver el trabajo increíble que han hecho para construir rutas de MTB. Lo que está claro es que los que practicamos el ciclismo de montaña estamos hechos de otra pasta. Un viaje increíble, estoy deseando volver. A lo mejor, la próxima vez sin equipo de vídeo….. para que podamos disfrutar de una experiencia intensa y disfrutar de cada minuto de locura que pasemos en un lugar tan espectacular.”

- Brendan Fairclough


El recorrido – Della Creek

Cerca de Bralorne, a las afueras de Lillooet, se encuentra, en mi opinión, uno de los recorridos de trail más rápidos de la Columbia Británica, Della Creek. Protegido de la lluvia por la cordillera costera, Lillooet suele tener un clima más seco y cálido que Whistler, y ese día no fue una excepción con un calor pegajoso que llegó hasta los 37 °C . Della es un lugar de culto para los habitantes de Sea to Sky; las condiciones de las pistas incluyen un agarre excepcional en primavera y otoño y un terreno perfectamente seco en mitad del verano. El recorrido comienza en el monte Askom con una sección reservada para sadomasoquistas que prefieren subir pedaleando, aunque los más inteligentes optan por subir en helicóptero. Della es un recorrido largo y rápido; incluso empezando en mitad del recorrido, como nosotros, aun quedan 15 minutos de bajada continua. Fairclough dio una lección maestra de lo que significa ir ‘rápido en una bici de trail’, mientras que Kj alucinaba imaginando las rutas de freeride que podrían trazarse en la parte inferior de las laderas. 

Tras nuestra última toma con el dron en el mítico tramo de luge en Della, corrimos de vuelta a Pemberton antes de que cerraran la cocina del Pony Espressos. Es posible que nuestro viaje a algunos de los mejores recorridos que ofrece la Columbia Británica, en rincones remotos de lugares que nadie se imaginaría, se convierta en una tradición anual para nosotros previa a la celebración del Crankworx.


“He pasado unos días excepcionales en un lugar perdido del mundo haciendo todo lo que más gusta y rodeado de compañeros de equipos y amigos. Me he olvidado de la monotonía del día a día y he disfrutado a fondo de la naturaleza más indómita.”

- Kyle Jameson


  • Shot By: Cameron Sylvester
  • Still Photography: Blake Jorgenson
  • Post Production: Max Berkowitz
  • Producer/Director: Kevin Landry
  • Accommodation: Bralorne Adventure Lodge