Usamos cookies para asegurarse que le damos la mejor experiencia en nuestra página web. Si sigue visitando nuestra página, estará aceptando que los usemos. Para aprender mas sobre cookies, por favor haga clic  AQUÍ.

Frenos, tornillos, cambios, ruedas, suspensión... se acerca la próxima carrera de maratón o de cross y quieres tener la montura al 100 % lista para la competición. Yanick-the-Mechanic sabe exactamente qué hace falta para tener la bicicleta en el mejor estado posible. Te invitamos a que descubras qué procedimiento sigue el mecánico jefe de SCOTT-Sram para afinar la SCOTT Spark RC 900 del campeón olímpico Nino Schurter victoria tras victoria.


Paso 1 - El sistema, el proceso y el "porqué"

Cuando sigo estos pasos, me concentro al 100 %. Me borro del mundo. Soy mecánico de la Copa del Mundo, mi misión consiste en preparar la mejor herramienta posible para la competición. Los riders tienen que confiar en mí al 100 %; por eso sigo mi propio sistema. No dejo que me hable nadie para que no se me pase por alto ningún detalle. Mi misión consiste en preparar la bicicleta para la batalla, conseguir que ofrezca el 100 % de sus prestaciones máximas. También tengo que conseguir reducir la fricción al mínimo posible. En el capítulo anterior lavé y enceré la bicicleta, la inspeccioné y anoté todo lo que me pareció importante en relación con las prestaciones de la bici.


Paso 2 - Comprobar las ruedas

En el capítulo anterior desmonté las ruedas para darle cera a la bici. Coloco las ruedas en el caballete de alineación, compruebo que las llantas van rectas y realizo los ajustes que sean necesarios. Compruebo que los cojinetes ruedan a la perfección con una fricción mínima, desmonto el cuerpo del buje libre, limpio el trinquete y los dientes y los lubrico con una grasa especial. Es importante para la cadena de la transmisión, ya que cualquier error puede causar problemas muy graves. Es necesario ajustar la junta de estanqueidad perfectamente al 100 % para no arrastrar el casete cuando la bici ruede sin tracción. Comprueba las cubiertas para ver si tienen algún corte, mira que no haya daños en los tacos ni en las paredes y recuerda cuándo fue la última vez que se cambió el líquido sellante: si han pasado 2 meses, abre para comprobar el estado. Inspecciona la válvula, a veces se atoran y cuesta trabajo comprobar la presión de la rueda. En tal caso, puedes limpiar el sellante o instalar una válvula nueva.


Paso 3 - Comprobar la pastilla y el pistón de los frenos

Inspecciono las pastillas para ver si tienen suficiente material para la carrera; hay que consultar el pronóstico del tiempo previsto y el estado del terreno para la carrera. No se deben cambiar las pastillas de freno el día antes de una carrera. Si no queda más remedio que cambiarlas con tan poca antelación, es imprescindible encajarlas muy bien. Puedes consultar el capítulo 1, donde se explica cómo construir la bici. Compruebo los pistones para ver que se mueven por igual y al mismo tiempo; si alguno se queda pegado, se sostiene el que va bien y al mismo tiempo se acciona la maneta con suavidad para activar el pistón que se pega. Puedes utilizar lubricante de silicona, pero asegúrate de utilizar el producto adecuado, ya que puedes dañar las juntas.


Paso 4 - Comprobar los tornillos

Repaso toda la bicicleta, empiezo por la parte de atrás y voy poco a poco hacia la parte delantera, para así saber por dónde voy si en algún momento me tengo que apartar de la bicicleta. Las punteras, el cambio trasero y todas las bieletas y monturas del amortiguador; hay que comprobar todos los tornillos. Si se indica el par de apriete, asegúrate de tener a mano un medidor de torque calibrado, sobre todo en las partes esenciales para la seguridad del ciclista, como la potencia y el manillar. En los pedales, además de la rosca principal también compruebo todos los tornillos pequeños, uno a uno. Ten cuidado de no apretar en exceso, ya que podrías romper algún tornillo: lo importante es comprobar que nada queda suelto. Comprueba si las empuñaduras están fijadas con cola. Si se mueven, las desmonto, las limpio y las vuelvo a instalar con cinta adhesiva a doble cara. Compruebo que la tensión de los pedales es exactamente la que prefiere cada corredor. Es muy importante, porque una empuñadura suelta puede causar un accidente de gravedad. La conexión de las manos y los pies es absolutamente esencial.


Paso 5 - Discos y funcionamiento del freno

Lo primero es volver a montar las ruedas en la bicicleta, con cuidado de apretarlas bien. Comprueba que los discos giran sin problemas entre las pastillas, que están centrados respecto a la pinza y que los pistones se mueven al unísono hasta que las pastillas entren en contacto con el disco exactamente al mismo tiempo. Si un pistón no se mueve con agilidad, no basta con limitarte a centrar el rotor entre las pastillas. Si el disco está doblado, utiliza una herramienta específica para enderezarlo.


Paso 6 - Comprobar los desarrollos y la cadena

En primer lugar, seca la cadena con un trapo, o con aire comprimido, si lo tienes a mano. A continuación, es importante inspeccionar la cadena eslabón a eslabón. Yo empiezo por el eslabón maestro y compruebo los eslabones de uno en uno para descubrir cualquier indicio de daños o ver si hay algún eslabón que no se mueve. Repito esta operación por los dos lados. Esta es la única tarea que hago sentado. Dedico 10 minutos a esta inspección, y si encuentro algún daño tengo que decidir si cambio o no el eslabón. No me gusta montar una cadena nueva el día la carrera; me corresponde a mí calcular y tomar las decisiones oportunas. Ha llegado el momento de lubricar la cadena. Hay que tener en cuenta el estado del terreno y las previsiones meteorológicas que se darán durante la carrera para que la bicicleta ofrezca sus mejores prestaciones. Si está lloviendo, utilizo un lubricante húmedo, pero si el tiempo es muy seco, utilizo cera o lubricante seco. Coloco la cadena en el piñón más grande del casete, la someto a tensión y a presión lateral abriendo los puntos de articulación de la cadena. Seguidamente, aplico el lubricante en los dos lados de los rodillos. Pedalea hacia atrás para que el lubricante penetre en las articulaciones, y luego pedalea hacia adelante para distribuir el lubricante por todas las partes móviles. Con un trapo, frota para retirar el exceso de lubricante. Comprueba la alineación de los desarrollos sobre el caballete, en los pedales y en los cambios; verifica que todos los cambios entran a la perfección tanto al subir como al bajar de marcha. Puedes utilizar el ajustador de barra para hacer microajustes, un paso cada vez. Después de cada ajuste que hagas, es necesario volver a comprobar otra vez todas las marchas.


Paso 7 - Comprobar la suspensión

A estas alturas ya habría hecho el mantenimiento de la suspensión, suelo hacerlo como mínimo 2 o 3 días antes de la carrera, para asegurarme de que queda montada a la perfección. Nunca hago esta tarea el día anterior a una carrera. Pon un lubricante especial para suspensión en una toalla de papel, frota con ella alrededor de las juntas de goma de la horquilla y del amortiguador trasero y acciona la suspensión en toda su longitud de recorrido. Limpia el exceso de lubricante para que quede solo una película delgada en la barra. Comprueba si el rebote del amortiguador está bien configurado conforme a las necesidades del recorrido o del corredor. Hay corredores que saben exactamente lo que quieren, mientras que otros se dejan llevar por lo que les aconsejo. Siempre anoto los cambios que realizo para que sea fácil recuperar los reglajes de referencia de cada corredor.


Paso 8 - Comprobar el sistema de suspensión TwinLoc

Los sistemas de suspensión de SCOTT Twinloc (Spark) y RideLoc (Scale) incluyen una palanca remota de tres posiciones que permite alternar entre tres tipos de suspensión. Totalmente abierto ofrece todo el recorrido; en el modo de control de tracción cambia la geometría de la bicicleta para reducir el recorrido y subir el punto de prehundimiento y así facilitar el movimiento de escalada; en bloqueo completo, se utiliza para rodar sobre asfalto o en caminos de tierra. Compruebo que la palanca se mueve con suavidad, luego pongo la bici en el suelo y compruebo que la horquilla y el amortiguador trasero van bien en los tres modos de funcionamiento. Si no es así, hay que utilizar el ajustador de barril para ver si es un problema de tensión del cable. Si has tenido que destensar el ajustador, no lo dejes así; hay que rebobinarlo por completo y luego quitarle media vuelta, para terminar fijándolo con la tuerca de bloqueo. A continuación, aflojo el tornillo sin cabeza para quitar la holgura del cable. Vuelve a comprobar los tres modos de suspensión. Si todo esto te parece complicado, intenta hacer los cables de uno en uno para poder identificar dónde está el problema, si delante o detrás.


Paso 9 - Comprobar las medidas

Conozco exactamente las medidas de cada corredor, compruebo la altura y la inclinación del sillín, verifico que la distancia entre el sillín y el manillar (reach) es correcta. ¡Consejo! Cuando utilices una cinta métrica, utiliza la marca de 100 mm como punto de partida, ya que el gancho de la cinta impide ver las medidas reales. Es posible que se haya movido el sillín, o que se haya caído la clavija en el interior del cuadro. Sé a qué distancia queda el sillín por detrás de la caja de pedalier para cada corredor (offset), es algo que llevo a cabo en mi taller. A partir de ahí, también conozco la medida del reach. El suelo está plano y tengo un ángulo de 90 grados en vertical, por ejemplo la pared del garaje o el marco de una puerta. Pongo la cubierta de la rueda de atrás contra la referencia vertical, mido la distancia entre el marco de la puerta y el centro de la caja de pedalier, y luego mido desde el marco hasta el morro del sillín. La diferencia indica la medida del offset.


Paso 10 - Probar la bici

¡Casco a la cabeza! Ahora me toca probar la bici. Salgo con la bici, la someto a cargas, subo una pendiente y compruebo que los frenos, los desarrollos, la suspensión, la cadena, el sistema TwinLoc y la dirección van finos al 100 %. Se pueden realizar pequeños ajustes en esta vuelta de prueba, pero si no lo tienes claro, es mejor volver al taller para cambiar lo que haga falta y luego repetir la prueba hasta quedar satisfecho. ¡La bici ya está lista para competir!


Texto: Yanick Gyger & Nick Craig
Fotos: Jochen Haar
Vídeo: Shaperideshoot / Gaëtan Rey


Bicicleta SCOTT Spark RC 900 World Cup
Bicicleta SCOTT Spark RC 900 World Cup
Cuadro + horquilla SCOTT Spark RC 900 WC HMX
Cuadro + horquilla SCOTT Spark RC 900 WC HMX
Bicicleta SCOTT Contessa Spark RC 900
Bicicleta SCOTT Contessa Spark RC 900

Nino Schurter

Más información

Jenny Rissveds

Más información