Usamos cookies para asegurarse que le damos la mejor experiencia en nuestra página web. Si sigue visitando nuestra página, estará aceptando que los usemos. Para aprender mas sobre cookies, por favor haga clic  AQUÍ.
Bike Tips and Tricks

Para viajar con la bicicleta de montaña hay que planificar un poco las cosas; por ejemplo, es importante saber cómo guardar la bicicleta en su funda. El mecánico del SCOTT-SRAM MTB Racing Yanick-the-Mechanic desmonta muchas bicis del equipo cada año para los desplazamientos por todo el planeta en busca de victorias en la Copa del Mundo. Él sabe perfectamente qué necesitas tener en cuenta al desmontar tu apreciada montura para guardarla en una funda de viaje. Te presentamos los consejos del mecánico jefe de Nino Schurter para tu próximo viaje con tu bici.


1. Preparación

Transportar una bicicleta puede ser toda una aventura y es un desafío incluso para nuestros mejores ciclistas. Para que tengas algo más de conocimientos al respecto, me gustaría enseñarte cómo guardar una bici correctamente en su funda. En este tutorial me propongo que aprendas unos trucos para guardar la bici sin que sufra daños al desmontarla y durante el transporte. El paso más importante es la preparación. Antes de empezar a desmontar nada, es importante tenerlo todo preparado y a mano. Necesitarás fundas para las ruedas, bridas para los ejes, espaciadores para mantener el tubo de dirección en su sitio tras quitar la potencia, protección para los platos y para el cuadro, plástico de burbujas, cinta reforzada, unos cuantos paños y cartón.


2. Desmontaje, parte 1

Es importante desmontar la bici paso a paso. Si no tienes claro algún paso, retrocede en el vídeo y entérate bien de lo que tienes entre manos. Lo primero es quitar los pedales. Así será todo más fácil. Guarda los pedales en una caja de cartón, por ejemplo, mejor si es la original para protegerlos mejor. Una vez quitados los pedales, el paso siguiente es desmontar las ruedas.


3. Desmontaje, parte 2

En el paso siguiente vamos a desmontar las ruedas y los discos de freno. Pon la bici en el caballete para quitar las ruedas. Puedes usar el bloqueo central o herramientas estándar T25 o de 4 mm. Busco dos ejes y los instalo en el triángulo trasero y en la horquilla, para que no se rompan ni se doblen en caso de accidente. Ponemos espaciadores entre las zapatillas de freno para que no se junten y se mantengan limpias. Así es menos probable que se deformen.


4. Desmontaje, parte 3

Cuando quito el cambio trasero, suelo dejar el enganche para proteger mejor el cuadro, y también meto una brida por el tornillo para que no se suelte. Luego lo envuelvo con un paño, y lo fijo con cinta. Así lo llevo protegido y además el paño siempre viene bien para limpiar al desembalar. Protege los platos con espuma, cartón o una cámara usada para que no se doblen los dientes. Coloca los discos en un sobre de cartón. Ya puedes desmontar el manillar y la potencia del tubo de dirección. Así impides que se altere la configuración del manillar, y solo tendrás que preocuparte de la alineación lateral cuando lo vuelvas a montar. Y además te evitas tener que desmontar la placa frontal de la potencia. Pongo otro eje más para que la horquilla no se roce con otras piezas y se quede en su sitio. La tija y el sillín se quitan en una sola pieza, y hay que marcar la tija a la altura a la que suelas sentarte.


5. Almacenamiento

Como ya dije antes, mete los pedales en una cajita de cartón o envuélvelos en un paño y guárdalos en un bolsillo de cremallera de la funda: esto es muy importante para que el pedal no dañe el cuadro. Utiliza una funda de ruedas para guardar el manillar, la potencia y los cables, así los protegerás e impedirás que se rocen con el cuadro. En las carreras viene bien tener una funda de ruedas adicional para guardar las cosas ordenadas el día de la carrera. Luego, envuelve el sillín y la tija en plástico de burbujas, tapa con un paño el cambio trasero y lo que quede suelto de la cadena, y fíjalos con cinta de embalaje.


6. Embalaje, parte 1

El paso siguiente depende del tipo de bolsa que utilices. En este vídeo utilizo una bolsa ligera de SCOTT, uno de los mejores productos para transportar una bici. Pon plástico de burbujas y fíjalo con cinta en la parte inferior de la horquilla y en las punteras traseras. Comprueba que la parte inferior de la cadena queda bien protegida. Coloca el cuadro en el centro de la bolsa. Pon 2 trozos de cartón a cada lado de la bolsa. El cartón evita que las bolsas de las ruedas se rocen con el cuadro. Las bolsas están diseñadas para proteger, pero no pasa nada por tener una capa de protección adicional. Desmonta el sillín, dale la vuelta para que quede dentro del triángulo trasero y fíjalo con cinta; pon la cinta por encima del plástico de burbujas, carbón o paño porque luego cuesta mucho trabajo quitar los trocitos de cinta que quedan pegados en el cuadro o en otros componentes.


7. Embalaje, parte 2

Antes de guardar las bolsas en su funda, les quito un poco de aire para que ocupen menos volumen. En una de montaña, las dejo en 15 PSI, y para carretera las bajo a 60 PSI. Si sigues mi consejo, asegúrate de que las cubiertas tubeless se queden en la llanta. Prefiero dejar los discos en las ruedas para proteger un poco mejor los radios. Guarda cada rueda en una bolsa; pon la rueda delantera en un hueco lateral y la trasera en el otro lado, con el casete mirando hacia fuera. Esta manera de colocarlas es muy importante, porque con el grupo SRAM Eagle el piñón exterior de 50 dientes puede dañar otras piezas. Envuelve el sillín y la tija y colócalos en el triángulo trasero.


8. Comprobación del peso

Antes de guardar más cosas en la funda es buena idea comprobar el peso. Como no es fácil, lo mejor es que te peses tú, anota el peso, y luego vuelve a pesarte con la funda en la mano. Resta los dos resultados de la báscula y tendrás el peso de la funda. Consulta siempre las directrices de la línea aérea y del país al que te dirijas por si existe alguna otra restricción. Si estás cerca del límite de peso, tendrás que poner algunas cosas en otras bolsas o maletas de tu equipaje. Piensa bien dónde vas a guardar cada cosa porque hay restricciones: por ejemplo, no puedes llevar aceite en el equipaje de mano, y a veces ni siquiera en la bodega. Tampoco se pueden llevar herramientas en el equipaje de mano. Si la funda no alcanza el peso máximo, puedes guardar en ella también cámaras y cubiertas de repuesto, y las puedes colocar en sitios donde refuercen la protección. Si eres como los nuestros y te gusta el yoga, una alfombrilla de espuma pesa poco y aporta protección.


9. Repuestos

Piensa en qué cosas podrías necesitar en el viaje; aunque creas que no será difícil encontrar cámaras u otros repuestos, lo más probable es que no encuentres la tienda adecuada a la primera y que tengas que perder un valioso tiempo de vacaciones o de entrenamiento. Ten también en cuenta otras piezas que no son tan comunes, como enganches del cambio trasero o pernos del amortiguador. Necesitarás una bomba pequeña, una bomba para el amortiguador, todas las herramientas para montar la bicicleta y una multiherramienta, lubricante para la cadena, cinta reforzada, bridas y la herramienta para el bloqueo central de los frenos de disco, si es el caso. Lleva frascos pequeños o de muestra, para que no tengas que tirar ningún contenedor de gran volumen en el control de seguridad. No te olvides de llevar bidones y barritas energéticas y, si utilizas productos en polvo, envuélvelos especialmente bien, porque si se rompe un sobre se ensuciará todo.


10. Fundas de transporte

Hay muchos tipos de fundas. En este vídeo utilizamos una bolsa ligera y plegable, la Bolsa de transporte para bicicleta SCOTT Classic. Hay que tener en cuenta dónde vamos a guardar la funda en el lugar donde vamos a alojarnos. También hay que tener en cuenta el peso, ya que existe un límite de 32 kilos para transporte de equipaje en vuelos internacionales. Sabemos que una funda dura sirve de protección para llevar la bici de vacaciones, pero los corredores tienen que transportar ruedas de repuesto y otras piezas además de la bicicleta. Embalamos las bicicletas con mucho cuidado; siguiendo estos pasos, nunca se nos ha roto ningún cuadro. Otra opción puede ser la bolsa de transporte de bicicletas SCOTT Premium 2.0, que además de ofrecer más protección viene equipada con ruedecitas.


Texto: Yanick Gyger y Nick Craig
Fotos: Jochen Haar
Vídeo : Raineduponmedia


Bolsa de transporte para bicicleta SCOTT Classic
Bolsa de transporte para bicicleta SCOTT Classic
Funda de transporte para bicicleta SCOTT Premium 2.0
Funda de transporte para bicicleta SCOTT Premium 2.0
Bicicleta SCOTT Spark RC 900 World Cup
Bicicleta SCOTT Spark RC 900 World Cup
Cuadro + horquilla SCOTT Spark RC 900 WC N1NO HMX
Cuadro + horquilla SCOTT Spark RC 900 WC N1NO HMX

Nino Schurter

Más información

EQUIPO SCOTT-SRAM MTB RACING

Más información